Archivo de la categoría: fomento de la contratación

Despidos en contratos de fomento de la contratación indefinida

Como negociar una indemnizacion por despidoEl procedimiento más corriente en estos casos es realizar una despido disciplinario, que no requiere preaviso, y en la misma carta indicar que se reconoce la improcedencia del despido. Ya que si es anterior, habrá que hacer el cálculo en dos tramos: Tramo: Desde el inicio de la relación laboral hasta el 11/02/2012, se calculará la indemnización de 45 días por año de servicio. Tramo: Desde el 12/02/2012 hasta la fecha de extinción de la relación laboral, se calculará la indemnización de 33 días por año de Servicio. Finalmente, se sumaran ambos resultados y se obtendrá la indemnización total, siempre que sea inferior o igual a 42 mensualidades, ya que si fuera superior quedaría limitado al importe correspondiente a ese período de salarios.

Excepción: Si el trabajador tuviera un contrato de fomento de la contratación indefinida, aun siendo anterior al 12/02/2012, en el mismo figura una cláusula que establece que la indemnización por despido improcedente está limitada a 33 días por año de servicio. También debe declararse la parte no exenta de la indemnización. A partir del 1 de agosto de 2014 El Gobierno elevó la cantidad exenta de tributación de 2.000 euros hasta 180.000 euros y sólo se tributará por el exceso. No sé, a qué tengo derecho, no sé si me tienen que dar todos los días desde la carta de despido como días cotizados en la Seguridad Social o no tengo derecho a ello. Sin embargo, no todos los patrones requieren una promesa de no demandar.

¿Sería un despido improcedente?. 54, art. y además que el inem me va a reclamar el paro que he cobrado durante nueve meses. Al contrario de lo que ocurre con un despido. Para problemas relacionados con atrasos, por regla general no se deben declarar. Estatuto de los Trabajadores, ¿Qué cantidad me debe pagar el fogasa? Por otro, ante el fogasa se siguieron dos expedientes: uno por indemnización y otro por indemnización y salarios. El límite previsto en el último párrafo de la letra e) del artículo 7 de esta Ley no resultará de aplicación a las indemnizaciones por despidos o ceses producidos con anterioridad a 1 de agosto de 2014. Cuando nos den los papeles referentes al despido, es necesario firmar si estamos conformes o no con lo escrito. y muchas cosas mas. Me despidieron y la sentencia ha sido despido improcedente.

Haz una lista de los pros y los contras para determinar si te conviene. Haz una lista de todos las cosas que te hubiese gustado recibir en tu paquete de indemnización por despido. Normalmente, las causas más utilizadas por las empresas son las causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Fijándose en conciliación, o posteriormente en la propia sentencia judicial, la indemnización exenta. Ante estos cambios normativos para garantizar la exención fiscal de las indemnizaciones de despidos posteriores al 8-7-2012 en los que se reconozca empresarialmente la improcedencia resulta recomendable -para evitar cualquier duda sobre el origen pactado o de mutuo acuerdo de tales indemnizaciones ? que el trabajador demande por despido y se concilie administrativamente, o incluso judicialmente.

Nos referimos a la indemnización por despido improcedente y a la forma de calcularla tras la reforma laboral de 2012. Hasta la fecha, y cumplidos ya tres años de la aprobación de la Reforma Laboral, en Febrero de 2012, la interpretación de la Disposición Transitoria Quinta, apartado 2, del Real Decreto-Ley 3/2012, de 10 de Febrero, parecía ser una cuestión no excesivamente problemática, a diferencia de otros aspectos de la reforma, como por ejemplo, el periodo de prueba del contrato de emprendedores o el despido objetivo aun por faltas justificadas, que sí suscitaron polémica y oposición.

La citada norma señala: “Disposición transitoria quinta. Desde esta perspectiva podría entenderse que la STS 29 de septiembre de 2014 Pero a mi creo que me van a despedir. Me comunican el despido el mismo dia en el que me dicen que no cuentan conmigo y no me dan ni un euro de indemnizacion. Producido el cierre de la empresa del ex marido tras la extinción de la sociedad de gananciales, la indemnización recibida es privativa. El Tribunal Supremo asienta esta postura en dos criterios: El Tribunal Supremo proclama que “efectivamente, debe distinguirse entre lo que se debe considerar el derecho al trabajo, que permite obtener un empleo en el mercado laboral y que constituye el título en cuya virtud el cónyuge trabajador accede al mercado de trabajo y desarrolla allí sus capacidades laborales, del beneficio que se va a obtener con el ejercicio del derecho al trabajo.

Pero a todo lo dicho, además, hay que añadir otras dudas y consecuencias no menos importantes y que deberán ser aclaradas en aras de una mayor seguridad jurídica tanto para las empresas como para los trabajadores a la hora de practicar las retenciones de IRPF sobre dichas indemnizaciones. Me estoy refiriendo a una duda de libro o básica a la hora de tratar este tipo de rentas cuyo devengo y cuantía final no sólo están dependen de la causa de extinción (despido improcedente) del contrato de trabajo sino del número de años de vinculación de los trabajadores despedidos. Dicha cifra también supera los 720 días antes de la vigencia del R.D.L., por lo que, según el TS, también es acreedora a superar ese límite indemnizatorio, que se sustituye por el de 42 mensualidades, si bien en este caso la suma de ambos periodos (antes y después de la reforma) supone un total de 1030 días, que es inferior a esas 42 mensualidades.

En definitiva, que en contra de lo que hasta ahora se venía pensando, el hecho de alcanzar o superar los 720 días de indemnización antes de la entrada en vigor de la reforma, no implica que la indemnización por despido improcedente que paralizada en dicho límite, ni tampoco que el periodo de trabajo que se preste tras la reforma no genere ya derechos indemnizatorios, sino que dichos trabajadores seguirán generando derechos indemnizatorios, sólo que con una base de cálculo de 33 días por año, hasta tanto no alcancen el límite final y máximo de las 42 mensualidades.

Más allá de la relevancia práctica que esta Sentencia ha supuesto para las dos trabajadoras afectadas, que han visto elevarse de forma significativa las indemnizaciones que les correspondían, habrá que estar pendientes para saber si este criterio del Tribunal Supremo se consolida y se convierte en jurisprudencia porque, de ser así, amén de modificar la regla de cálculo de las indemnizaciones por despido, que ya es relevante en sí mismo, supondría el enésimo desencuentro entre lo perseguido por el Gobierno con la Reforma y lo interpretado por los Tribunales del texto de la misma a la hora de su aplicación práctica.